A hombros de gigantes - Penas de Rodas

  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Article in english (Google Translate)

El pasado veintidós de septiembre el sol no faltó a su cita trimestral, y de nuevo jugó con una de las construcciones que nos han legado nuestros antepasados.

La coincidencia en fin de semana ha hecho que esta vez el atardecer no pudiera ser contemplado en una privilegiada soledad, pero ello no rompió la magia del momento, y en compañía de una docena de personas, que hablaban ajenas a nosotros, mientras sus hijos jugaban por los alrededores, disfrutábamos del instante y ellos se preguntaban porqué durante media hora permanecíamos inmóviles tomando fotos a dos piedras. Para aquel que solo quiera ver rocas aunque se trate de un lugar lleno de signos y señales todas esas marcas serán inútiles, nada más que una jerigonza indescifrable, sin embargo, podría encontrarse uno de los calendarios solares, y quizás lunar, más antiguos de la humanidad.

Hablo de un lugar situado en Outeiro de rei (Lugo) conocido como Penas de RodasLocalización en Google Earth 

Los que lo frecuentan, o saben de su existencia, estarán en este punto un tanto aturdidos, pues para la mayoría sólo es una zona de ocio.

Llevo, como cualquier vecino de Rábade, toda la vida disfrutando de este paisaje, y hace años, paseando por las inmediaciones, llevé una grata sorpresa al finalizar justo delante de esas dos moles, comprendí lo que se asomaba ante mis ojos; ninguna roca del entorno poseía el magnetismo, belleza y singularidad de esas dos piedras y del conjunto en el que se sustentaba.

Construcciones megalíticas

Cuando pensamos en este tipo de formaciones, de la edad de piedra, nos viene a la cabeza la idea de una horda de cavernícolas fabricando lanzas y de la imposibilidad de que pudiesen hacer algo más que cazar y recolectar con el único objetivo de sobrevivir.

El que nuestros ancestros hayan podido levantar rocas de tamaña envergadura, como las forman cualquier crómlech o construcción posterior, y colocarlas con tanto cuidado y precisión, sorprende de tal manera a nuestros contemporáneos que en ocasiones llegan a conclusiones que rozan el absurdo.

La sociedad de esa época tenía una capacidad física, mental y espiritual como la nuestra, por alguna extraña razón, tendemos a pensar que su inteligencia iba emparejada a sus logros tecnológicos, pero los descubrimientos arqueológicos nos demuestran, una y otra vez, que no es así. También nos empeñamos en ver su técnica en base a la nuestra y no deja de ser otro error; Imaginemos que dentro de cincuenta siglos se plantean como fue posible que en el año 1969 se pudiera llegar a la luna, con una ingeniería aeroespacial en pañales y con un ordenador con una capacidad de computo similar al que hoy tiene un electrodoméstico moderno, pues simplemente se llegó, se consiguió usando los conocimientos existentes en la época y el intelecto de las personas más preparadas para poder salvar todos los obstáculos. Nuestros antepasados, al igual que los ingenieros contemporáneos, consiguieron encontrar soluciones a los problemas que tenían con los medios disponibles.

Mi conclusión personal es que Penas de Rodas formaba parte de una construcción humana. No tengo los medios suficientes para datarla, ni para saber si se hizo partiendo de cero o adecuando el lugar, y por que no, si pueden ser sólo una parte de un todo mayor, pues no se puede negar la forma tumular sobre la que están asentadas.

b2ap3_thumbnail_Foto_Aerea.jpg

Teorías e hipótesis

Con los años, y como suele suceder en cualquier campo, varias personas hemos llegado a unas conclusiones parecidas y hoy en día se puede encontrar mucha información sobre Penas de Rodas, incluso algunos medios nacionales se hicieron eco cuando un grupo de “new age” se cargaba de energía en el solsticio de verano, todo es respetable, pero creo que le hicieron un flaco favor a la zona.

Algunas personas apuestan por una teoría en la que se trata de una formación usada en época romana para un rito pagano.

La postura oficial es sencilla: “son unas simples rocas”. y aquí la pregunta casi obligada, ¿se ha molestado alguien en realizar una investigación, o solo es una afirmación gratuita?

He leído también que algunas personas opinan que era un altar celta.

En contra de las teorías presento, humildemente, mis objeciones, espero que no se lo tomen como una crítica, intento hacer todo lo contrario; ser constructivo y entre todos buscar una aproximación a lo que pudo ser el lugar.

-El autor de la idea celta dice que existe un triangulo que podía ser una atalaya de observación, curiosamente es por donde se observa la puesta de sol.

- Sobre la formación natural, existen multitud de lugares en el planeta con formaciones naturales parecidas, las más famosas son las conocidas como Devil marbles en Australia, pero por existir otras parecidas no quiere decir que Penas de Rodas tenga que ser natural.

- El altar romano es el estudio más sesudo que he leído, pero pienso que no se puede obviar la cristianización, como cualquier religión que sustituye a otra anterior, se apropiaba de todo y si realmente estas piedras se usaron durante la época romana para un rito pagano, a día de hoy, esas piedras no existirían o estarían ocultas bajo una iglesia cristiana para borrar cualquier rito o fecha.

No quiero extrapolar Penas de Rodas con otras zonas por las fotos que pongo a continuación, simplemente es un ejercicio de representación.

Las fotos corresponden a Monsanto en Portugal.

Monsanto1       Monsanto 2

- Ubicación perfecta: Posicionando todo el conjunto en un eje de coordenadas podemos observar como la construcción está ordenada para marcar los solsticios y otros dos días tan importantes para nuestros ancestros como son los equinoccios.

Esta configuración de Penas de Rodas podría haber sido perfectamente válida para marcar un calendario solar o para “adorar” a un Dios: Al Dios Sol.

b2ap3_thumbnail_Ortofoto_Penas_de_Rodas.png                                                      

El siguiento plano muestra el recorrido anual del sol y los puntos de observación donde debemos situarnos.

b2ap3_thumbnail_Penas_de_Rodas_recorrido.png                         

                                      

Equinoccios

Los equinoccios son dos días del año en los que el sol está en perfecta armonía Este/Oeste y las horas diurnas son iguales que las nocturnas.

A continuación se puede observar que sucede justo los días equinocciales en Penas de Rodas, aunque los medios gráficos difícilmente pueden reflejar lo que es disfrutar de esta experiencia “in situ”, ni el mejor cocinero del mundo puede explicar a que sabe un plato a una persona que no lo ha probado.

Entre esos minutos que dura el descenso, o ascenso, del sol parece que rueda sobre todo el perfil de una de las piedras hasta fijarse (o salir) en el centro del triángulo que forman ambas piedras, curiosamente esa piedra (por la que se "desliza" el sol) tiene una inclinación en torno a 45º. En este punto ya divago un poco y quiero buscar una semejanza con esas culturas y religiones que simbolizan al sol (o a un ojo) dentro de un triángulo.

       

b2ap3_thumbnail_Penas_de_Rodas_equinoccio.jpgb2ap3_thumbnail_Penas_de_Rodas_Miguel.JPGb2ap3_thumbnail_Penas_de_Rodas_equinoccio2.jpgb2ap3_thumbnail_Penas_de_Rodas_Miguel2.jpg

Video en youtube

Video en vimeo 

Solsticios de verano e invierno

Lo primero que llama la atención, a cualquiera que llegue por primera vez a Penas de Rodas, es la forma de las piedras, esa reacción es pensar que se van a caer, o, en cómo pueden estar en ese equilibrio, pero esta composición no es casual, pues, podemos comprobar que en los solsticios sucede lo mismo que en los equinoccios.

En los solsticios, el sol "aparece" y se "esconde" entre las dos piedras, salvo, en la puesta de sol de invierno que lo hace entre otro triángulo formado por una de las piedras y su base.

b2ap3_thumbnail_Amanecer_invierno_II.jpg 

b2ap3_thumbnail_solsticio_invierno.jpg

b2ap3_thumbnail_Anochecer_solsticio_verano.JPG

 

Leyenda

Como todo lugar especial, Penas de Rodas tiene una leyenda y esta leyenda dice que “unha pena é de alquitrán, a outra ten unha trabe de ouro” (una piedra es de alquitrán y otra tiene una viga de oro)

Quizás esta leyenda esconda un fondo real, pues la viga de oro podría ser la luz que forma el sol en la salida y puesta de sol, sobretodo en el amanecer del solsticio de invierno en el que es totalmente recto.

b2ap3_thumbnail_Penas_de_Rodas_viga.jpg   b2ap3_thumbnail_IMG_2820.JPG    b2ap3_thumbnail_viga-II.jpg

Conclusión

La mayoría de las culturas antiguas sentían fascinación por el sol y por estos cuatro días del año, una fascinación que se puede encontrar en todo el planeta, no cabe duda que esos cuatro días son fundamentales para comenzar a medir el tiempo, no obstante, no debemos olvidar que muchas de las grandes construcciones religiosas, desde las más antiguas hasta las más modernas catedrales cristianas, están construidas en una orientación solar y los constructores de estas últimas ya sabían medir el tiempo.

¿por qué no pensar que construcciones como Penas de Rodas fueron los primeros ensayos de esta obsesión o necesidad?

Es una suerte poder disfrutar de este lugar en soledad, pero, por otra parte, sería interesante que otras personas lo conocieran y que se pudiera hacer un trabajo de investigación serio en la zona para que dejara de ser catalogada como una simple “área recreativa”, incluso, en la página de algunos organismos públicos se puede leer: “Penas de Rodas en Rábade”, es decir, ni se molestan en situarlas correctamente; están en el ayuntamiento vecino.

Si Penas de Rodas estuviera localizado en cualquier parte del mundo, como Reino Unido, este artículo no tendría razón de ser, pues llevarían años investigando, pero tenemos la “mala suerte” de encontrarlas cerca de nosotros, vivimos en un país donde no se valora lo nuestro, donde se esconden las ruinas (castros), se destruyen y se expolian monumentos (capillas, iglesias, cruceiros, etc.), por lo tanto, si no lo remediamos seguirá siendo un área recreativa en la que hacer comidas los fines de semana y donde se sigan explotando forestalmente los alrededores, se hagan grafittis, se destruyan las piedras, y lo que es peor que muevan, o destruyan, cualquier vestigio que pudiera existir.

b2ap3_thumbnail_IMG_2616.jpg

No se me ocurre mejor manera que plagiar a Newton para agradecer a todos los que han hecho posible que estas ideas salieran a la luz.

 "Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes

 

 

 

en Cultura Visitas: 13299
Calificar el artículo:
Ivan Blanco no escribió una bibiografía por el momento

Achievements

  • Invitado
    Nome Jueves, 26 Septiembre 2013

    Moi bo artigo!! se queres darlle difusión, podes publicalo en http://latri.ca. Aínda que non está en galego, seguro que é de interese para todos os latriqueir@s.

  • Invitado
    Eladio Viernes, 27 Septiembre 2013
  • Ivan Blanco
    Ivan Blanco Viernes, 27 Septiembre 2013

    Gracias por esa gran aportación Eladio.
    Saludos!

  • Carmen
    Carmen Viernes, 27 Septiembre 2013

    Hablando desde el conocimiento de este tipo de cosas, esa no es una construcción humana de ninguna época. Todas las construcciones tienen ciertas características que ese tipo de cosas no cumple, son simples formaciones geológicas. También algo que nadie tiene en cuenta a la hora de estudiar estas cosas en la actualidad es que la posición del sol ha cambiado y no es la misma ahora que la que era hace 10000 años o 7000 o 3000. Eso se nota en construcciones humanas que sí que están relacionadas con ese tipo de fenómenos, como algún templo egipcio, por ejemplo, que actualmente recibe el sol en sitios distintos a aquellos en los que se suponía que debía tocar en su día. Está bien fijarse ahora en esas cosas, y puede ser muy bonito, pero no hay tampoco que dejarse llevar por según qué teorías muchas veces estrafalarias. Eso sí, el sitio es impresionante ^_^.

  • Ivan Blanco
    Ivan Blanco Viernes, 27 Septiembre 2013

    Hola Carmen, gracias por la aportación, no obstante, te invito a que visites el lugar alguno de estos cuatro días y luego me digas si mantienes tu postura ;)

    Los movimientos solares claro que se podrían investigar, pero yo no tengo los conocimientos para realizarlos, si te interesa el movimiento solar en la página del NOAA tienen herramientas para realizar este tipo de cálculos: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/grad/solcalc/

    Lo que dices de Egipto es cierto, en el tempo de abu simbel el sol no produce el efecto como se ideó originalmente porque los ingenieros del siglo XX no dieron colocado milimétricamente las piedras en su traslado por la presa de Asúan.

    Creo que es sano no estar encorsetados por la ciencia, que al fin y al cabo no deja de ser más que una religión. Te sorprendería saber los correos que he recibido de profesionales que les encanta la idea pero de forma pública no lo reconocen porque el dogma es decir que son piedras.
    En el siglo XIX la lógica (y la ciencia) decía que no podían caer piedras del cielo, por tanto, los meteoritos no existían.
    Sería sano que todos realizáramos un giro copernicano de vez en cuando hacia el sentido común.

    Un saludo Carmen.

  • Por favor accede con tu cuenta de usuario para poder enviar comentarios.